viernes, julio 1, 2022
Home > España > Rajoy, tras la Conferencia de Presidentes: «La voluntad es que haya un acuerdo de financiación este año»

Rajoy, tras la Conferencia de Presidentes: «La voluntad es que haya un acuerdo de financiación este año»

El acuerdo comenzará a negociarse aunque Cataluña no participe en el proceso.

Este martes se ha celebrado en la sede del Senado la VI Conferencia de Presidentes, en la cual el presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, ha avisado de que hay que recaudar más y reducir el gasto. Rajoy ha logrado un acuerdo con los presidentes presentes en la Conferencia para que haya un acuerdo sobre financiación autonómica este mismo año.

«La voluntad es que haya un acuerdo de financiación este año 2017», ha explicado Rajoy en su encuentro con la prensa tras la sesión en el Senado. El presidente del Gobierno confía en que Cataluña, cuyo presidente decidió no asistir al encuentro, participe en el proceso que se abre para decidir el nuevo modelo de financiación autonómica, pero está dispuesto a sacarlo adelante si la Generalitat se niega a formar parte de esas negociaciones.

Rajoy ha certificado la creación de una comisión de expertos (cada comunidad nombrará a un integrante de la misma) que comenzará a trabajar en un mes para empezar a debatir el nuevo modelo de financiación autonómica. Ante la posibilidad de que Cataluña, al igual que ha decidido no acudir a esa conferencia tampoco quisiese negociar el nuevo sistema, ha recalcado que el resto no puede parar un asunto que le importa a todo el mundo.

Rajoy ha señalado que la invitación a Cataluña para participar en la comisión de expertos va a estar abierta de forma permanente.

«El Gobierno catalán tiene abierta la puerta para que nombre un experto cuando quiera, hoy, al inicio, a la mitad o al final de los trabajos. En cuanto quieran pueden incorporarse a cambio de nada», ha precisado Rajoy, quien ha insistido en que al Gobierno catalán le importa el modelo de financiación y sería bueno que opinara sobre el mismo.

Al igual que ha venido comentando en anteriores comparecencias, ha dicho estar dispuesto a reunirse con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, de la misma forma que lo haría con cualquier otro presidente autonómico que se lo pidiera.

«Si el presidente de la Generalitat quiere verme, lo veré. Yo puedo hablar de lo que se quiera, pero en determinados foros hay que estar», ha garantizado. Y para concertar una cita entre ambos ha considerado que no es necesario responder a la carta que le envió ayer el presidente de la Generalitat. «Si hay que mandar una carta se la mando. No creo que el tema de la carta sea capital», ha añadido.

Lo que ha asegurado el presidente del Gobierno es que ante la negociación del nuevo sistema de financiación autonómica, que espera que esté cerrado este año, no caben imposiciones ni mayorías de unos y otros, sino que se requiere un acuerdo con las comunidades y también en el Parlamento.

Por eso ha pedido a los presidentes autonómicos que hagan «un esfuerzo de entendimiento», de la misma forma que ha garantizado que lo va a hacer también el Gobierno central.

Respecto a uno de los puntos que ha provocado más discrepancias entre presidentes autonómicos en la reunión, el de la armonización fiscal, se ha limitado a recordar que no ha habido ningún acuerdo salvo hacer un estudio sobre cómo se está ejerciendo la corresponsabilidad fiscal por parte de las comunidades en impuestos como el de patrimonio, sucesiones o IRPF.

«Es un tema abierto», ha añadido el jefe del Gobierno asumiendo la diferencia de criterios entre autonomías que existe ante este asunto.

Rajoy ha expuesto las líneas generales de su intervención inicial ante los presidentes autonómicos subrayando que su aspiración es preservar y mejorar si se puede el Estado del bienestar, objetivo que cree que pasa por seguir creciendo económicamente, creando empleo y, en consecuencia, generando recursos para aumentar la recaudación.

El presidente del Gobierno ha considerado que la reunión de hoy ha sido «muy constructiva» y un ejemplo de la colaboración entre instituciones.

Por ello ha agradecido el tono y contenido de las intervenciones de los presidentes autonómicos y les ha garantizado que el Gobierno se va a tomar en serio el funcionamiento de esta Conferencia porque puede ser muy útil para abordar los problemas de los ciudadanos.

Por su parte, la presidenta andaluza, Susana Díaz, se ha mostrado satisfecha de los resultados de la Conferencia, especialmente del compromiso sobre el nuevo modelo de financiación autonómica y de que se vaya a evaluar la gestión de los tributos cedidos para favorecer la armonización fiscal.

«Se trata de conocer cuál es la media de los tramos autonómicos de los impuestos cedidos (a las comunidades autónomas) y eso tiene que ir ligado al nuevo modelo de financiación autonómica», ha dicho en rueda de prensa, en la que se ha mostrado convencida de que el informe que se elabore al respecto va a condicionar, o al menos «influir», el nuevo sistema de financiación porque «hay una voluntad mayoritaria de que eso se produzca», ha asegurado.

El presidente del Principado de Asturias, Javier Fernández, se ha mostrado satisfecho de que la despoblación se haya asumido como un problema de Estado y un fenómeno decisivo para el futuro del país.

«Hoy ya podemos decir que la cuestión demográfica, que ya era un problema de Estado, ahora se ha asumido como un problema de Estado», ha destacado Fernández en una rueda de prensa al término de la cumbre autonómica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.