lunes, julio 4, 2022
Home > Caricaturas > «Mujeres votantes» cuestionan el comportamiento del candidato Donald Trump

«Mujeres votantes» cuestionan el comportamiento del candidato Donald Trump

A las acusaciones por supuestos ataques sexuales del magnate a varias mujeres se suma el rechazo de la Liga de Mujeres Votantes, en la voz de la primera hispana elegida a su directiva

DANIEL CASTROPÉ

Por estos días la campaña del magnate Donald Trump es lo más parecido a una embarcación a la deriva en altamar, que soporta una fuerte tempestad que podría hundirla a lo más profundo de un océano convulsionado. Sin embargo, el «capitán» se resiste a dejarse arrastrar por las marejadas del escarnio público.

Las denuncias de varias mujeres que acusan al candidato de haberlas acosado sexualmente dejan muy mal parado al aspirante a la Casa Blanca, y qué mejor defensa para el género que la posición asumida por la Liga de Mujeres Votantes de Estados Unidos, que ha deplorado en Miami las acciones que se le endilgan al magnate inmobiliario.

Maribel Balbin, primera hispana en ocupar un escaño en la junta directiva de esa organización no partidista, dijo a DIARIO LAS AMÉRICAS que los señalamientos en contra del empresario lo desacreditan como “un ser humano decente” y hablan de lo “sucio” que hay en su ser interior.

Tras declararse “indignada y molesta” por el comportamiento del candidato presidencial republicano, Balbin manifestó que “esa parte de la cinta, donde él mismo expresa cómo piensa y lo que él hace a las mujeres, fue ya el tope de todas aquellas cosas que se han venido acumulando durante este año de campaña”.

Agregó que “mucha gente ha dicho que no tenemos por qué estar sorprendidos, y opino que es cierto, pero también creo que el nivel de ofensa y el comportamiento horrible que está teniendo Trump nadie lo esperaba”.

Y acto seguido acotó: “Es más de lo que hubiéramos esperado. (…) Eso deja mucho qué decir del carácter de lo que es esa persona que quiere llevar este país en sus manos.

“Cuando el señor Trump dice que son solo palabras, las cuales él no llevó a la acción, desafortunadamente esas palabras tienen mucho peso porque las cosas que uno dice hablan de la decencia de la persona y tal parece que él no tuviera mucho de eso”.

Puntualizó la directiva de la liga que “en esta elección las cosas se han movido más allá de lo que es la política, y han llegado a un punto donde personalmente como mujer tengo que descalificar algunos aspectos de lo que se está diciendo”.

A su turno, Helene Villalonga, presidenta de la Asociación de Madres y Mujeres Venezolanas en el Exterior (AMAVEX) comparó al candidato Donald Trump con el expresidente venezolano Hugo Chávez, fallecido en 2013.

La activista recordó el caso de Marisabel Rodríguez, exesposa de Chávez, quien en su momento presentó una demanda contra el mandatario del país sudamericano acusándolo de “acoso y hostigamiento” dentro de un proceso en el que estaba involucrada una hija de los dos.

En repetidas ocasiones, Rodríguez cuestionó las acciones del expresidente venezolano por su forma de “arrinconar” a las mujeres y “someterlas” a presiones sicológicas “con un verbo encendido y un trato indigno”.

Según Villalonga, Estados Unidos no debe caer en “promesas de cambio y unión” como ocurrió en Venezuela y agregó que el pueblo de su país llevó a la presidencia a un caudillo de pocos valores y respeto, no solo hacia la mujer sino hacia todo lo que se forje bajo los principios universales y las leyes.

El periódico The New York Times reportó la semana pasada dos casos, y uno más el diario Palm Beach Post, de mujeres que afirman haber sido víctimas de agresiones sexuales por parte de Trump. De igual forma, la revista People aseguró que el magnate “abusó” en 2005 de una de sus periodistas.

Estos casos se suman al escándalo que ya arrastraba el aspirante a la Casa Blanca, después de conocerse una grabación que data de 2005 en la que Trump se jactaba de su condición de “famoso” para besar y tocar las partes íntimas de las mujeres sin su permiso.

“Cuando eres una estrella, puedes hacer lo que quieras”, se escuchaba decir a Trump en la grabación que se hizo sin su consentimiento. Más tarde, el candidato presidencial pidió perdón por sus palabras en el segundo debate con Hillary Clinton, pero la tormenta siguió arreciando.

Según el más influyente medio impreso de Nueva York, Jessica Leeds, quien ahora tiene 74 años, afirmó que hace casi tres décadas Trump se aprovechó de ella durante un vuelo para manosearla, obligándola a irse a la parte trasera del avión. “Parecía un pulpo”, afirmó. “Sus manos estaban en todas partes”.

En tanto, Rachel Crooks, hoy con 33 años, afirmó que en 2005, al encontrarse con Trump en uno de sus edificios de negocios en Nueva York, el ahora aspirante a la presidencia la besó en las mejillas y luego en la boca.

Por su parte, Mindy McGillivray, quien ahora tiene 36 años, dijo que en 2003 Trump comenzó a manosearla cuando ambos se cruzaron en un hotel donde la mujer trabajaba como asistente de un fotógrafo profesional. “Me tocó la cola”, dijo. “Me quedé espantada y di un salto”.

El magnate lo niega todo. A su juicio, las acusaciones que enfrenta en la recta final de la campaña por la presidencia de los Estados Unidos son parte de una “conspiración” y un “complot de algunos medios” para debilitar su candidatura y conducirlo a una derrota que él no contempla dentro de sus planes.

El empresario afirmó en Florida que las denuncias son “un ataque coordinado y vicioso” del “establishment”, el llamado poder establecido, los Clinton y la prensa “corrupta” que ven en él una “amenaza”. Y aseveró: “Esas denuncias son absoluta y totalmente falsas”.

El candidato republicano se refirió a los Clinton como “criminales” y al Gobierno estadounidense como un “cártel”, y aseguró que las denuncias fueron “fabricadas”.

Reiteró que presentará una denuncia contra el periódico The New York Times, medio que publicó las acusaciones de dos de las supuestas víctimas y con el que ha venido teniendo serias diferencias durante el curso de la campaña por la Casa Blanca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.