viernes, diciembre 2, 2022
Home > América Latina > Ante la crisis, muchos en Venezuela optan por dejar en la calle a sus mascotas

Ante la crisis, muchos en Venezuela optan por dejar en la calle a sus mascotas

Hace dos semanas, Daniela Espejo se encontró a un husky siberiano mojado, tiritando de frío y con una pata lesionada. Indagó en la zona y colocó publicaciones en sus redes sociales en busca del dueño que todavía sigue sin aparecer.

Johanna A. Álvarez

Ante una incontrolable inflación y una crítica escasez de alimentos y medicamentos, muchos venezolanos han optado por abandonar a sus mascotas y dejarlos en la calle para destinar el sueldo o los pocos alimentos que pueden colocar en la mesa.

En el caso de Espejo, ella hubiera querido quedarse con el perro ahora llamado “Zeus”, pero tuvo que encontrarle otro hogar. “Es una raza muy grande, comen mucho y a veces no tenemos para comer en la casa, menos para darle a él”, dijo. Como es un perro de raza, pudo conseguirle un nuevo hogar en solo unos días.

Pese a que no hay estadísticas oficiales sobre los perros y gatos callejeros, varias organizaciones de animales del país manifestaron que han visto un incremento significativo en los últimos meses.

La Red de Apoyo Canino recibe alrededor de 15 llamadas al día de perros abandonados en varias ciudades del país, mientras que la Fundación Asoguau (en el estado Carabobo) recibe al menos 30 llamadas diarias de personas que quieren dar en adopción a sus mascotas.

Maricinia Álvarez, vicepresidenta de Asoguau, explicó que el costo de la comida para perros y gatos se ha multiplicado en 7 veces en los últimos meses, lo que hace que solamente el alimento para las mascotas “signifique más del 30% del salario”.

“Por supuesto que uno piensa que esto es un poco ilógico, porque cuando hay una situación de crisis, no se dejan a los hijos regados en la calle”, manifestó.

Para Mariant Lameda, directora de medios de la organización Red de Apoyo Canino, la perspectiva del problema ha ido cambiando poco a poco en el último año. Contó que en esta misma época en el 2015, solían recibir unas 10 solicitudes al día sobre asesoramiento para emigrar con las mascotas. Luego, hace unos ocho meses, unas 20 personas diarias empezaron a pedirle que pusieran su animal en adopción.

Actualmente, reciben alrededor de 15 llamadas al día de animales encontrados en la calle, algunos hasta amarrados en postes, o de personas que habían adoptado previamente y que ahora no les alcanza el presupuesto mensual para alimentarlo. Algunos incluso les piden comida para las mascotas. “Jamás en 10 años habíamos recibido solicitudes de comida”, enfatizó Lameda, quien considera que el abandono de perros y gatos es, en parte, consecuencia de una crisis también moral que atraviesa el país.

“Entendemos que se trata de una situación de mucha urgencia, desesperación y precariedad, pero la solución que está tomando la sociedad no pasa por la compasión ni por la comprensión”.

Para ambas organizaciones, una de las principales preocupaciones son las pocas probabilidades de supervivencia en la calle de un perro o gato anteriormente domesticado. “Estos animales no están acostumbrados a buscar sus alimentos, no están acostumbrados a manejarse en relación con el tránsito de vehículos”, indicó Álvarez.

Por su parte, Lameda señala además que como muchos venezolanos han empezado a hurgar en la basura por la necesidad de buscar comida, esto ha reducido los lugares en los que normalmente se alimentarían los animales callejeros.

La vicepresidenta de Asoguau destacó que la escasez de alimentos ha obligado a su vez, a que los dueños les estén dando comida que no deberían a sus mascotas. Contó que hace unos meses no se conseguía comida para gatos, por lo que muchos dueños empezaron a darles comida de perros (perrarina) en cambio.

“Eso ha ocasionado gran cantidad de enfermedades. Se estima que en el país se atienden 50 gatos diarios, muchos de ellos han muerto, producto de complicaciones, sobre todo urinarias, provocadas por el impacto de los alimentos”, expresó.

Para el director de AnimaNaturalis en Venezuela, Roger Pacheco, el incremento del abandono de los perros y gatos está también relacionado con el aumento de la emigración venezolana.

Pacheco explicó que muchas personas al emigrar han decidido dejar a sus mascotas a cargo de terceros, que no necesariamente están tan interesados en el animal. Según él, un ejemplo es la gran cantidad de perros de raza que se encuentran abandonados en el aeropuerto internacional Simón Bolivar (Maiquetía). “Les piden el favor a terceros y a veces a desconocidos que les lleven el animal, pero al abordar, les dicen que no pueden viajar porque falta determinado documento requerido. Esta persona no va a dejar de emigrar por el animal de otro, y entonces lo abandonan”, indicó.

Ante esta problemática, el director de AnimaNaturalis en Venezuela recomienda a todas las personas con mascotas que estén pensando en irse a vivir a otro país que busquen recomendación de empresas especializadas en estos trámites.

Pacheco aclaró también que el abandono de mascotas no es algo nuevo, pero que sí se ha incrementado “y que debido a la crisis se ha visto más, está mucho más visible”.

Misión Nevado, una organización del gobierno venezolano para los animales callejeros, se ha dedicado a promover la adopción de los perros y gatos callejeros o abandonados a través de sus cuentas de Facebook y Twitter. Aunque se intentó hablar con representantes de esta misión antes de la publicación del artículo, el Nuevo Herald no recibió respuesta para la entrevista.

A causa del incremento del abandono de mascotas, varias organizaciones han promovido a través de las redes sociales la etiqueta #NoLoAbandones, con la finalidad de que las familias decidan no abanadonar a sus mascotas, pese a la severa crisis.

Para los interesados, la organización Red de Apoyo Canino acepta donaciones dentro de Venezuela y desde el exterior en la página: http://reddeapoyocanino.org/contribuye/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *