domingo, julio 3, 2022
Home > Crónicas > Obama pone fin a política de «pies secos, pies mojados» para los cubanos

Obama pone fin a política de «pies secos, pies mojados» para los cubanos

La medida anunciada este jueves por la administración Obama pone fin de forma inmediata a una política adoptada en 1995

El Gobierno de Estados Unidos acaba de derogar la política ‘pies secos, pies mojados’, en vigor desde 1995.

El anuncio se hace exactamente una semana antes de que el presidente Barack Obama abandone el cargo, y de acuerdo con el texto del documento dado a conocer este jueves, su aplicación es de efecto inmediato.

Durante el último año fiscal –entre el 1 de octubre de 2015 y el 30 de septiembre de 2016– 46.635 cubanos llegaron a los puertos de entrada a Estados Unidos buscando emigrar, de acuerdo con datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza.

La medida anunciada este jueves por la administración Obama pone fin de forma inmediata a la política adoptada en 1995 y que devolvía a Cuba a los cubanos interceptados en el mar (“pies mojados”), mientras addmitía en el país a los que lograban tocar tierra (“pies secos”).

Igualmente queda derogado al programa especial “Cuban Medical Professional Parole”, que permitía la admisión provisional de profesionales cubanos de la salud.

El Gobierno de Cuba, refiere la Declaración hecha pública este jueves, está de acuerdo con comenzar a aceptar el regreso de nacionales cubanos con órdenes de retorno. Cuba y los Estados Unidos seguirán colaborando para desalentar aún más la migración ilegal a los Estados Unidos

El fin de esta política era un reclamo que mantenía desde hacía mucho tiempo el Gobierno de Cuba para avanzar en la política de normalización de las relaciones bilaterales que los viejos enemigos comenzaron en diciembre de 2014.

«Pies secos/pies mojados» es una enmienda a la Ley de Ajuste Cubano de 1966, que otorgaba autoridad al Secretario de Justicia para permitir que los cubanos que entraran al país, tanto legal como ilegalmente, obtengan la residencia permanente un año después de su llegada.

Aunque solo el Congreso puede acabar con la Ley de Ajuste Cubano, se trata de una legislación que da mucha flexibilidad al secretario de Justicia para aplicarla, por lo que no está claro aún cómo pretende manejar la situación el Gobierno de Obama.

El cambio en esta política se produce solo una semana antes de que Obama ceda el poder el próximo 20 de enero al presidente electo, Donald Trump, quien ha amenazado con poner fin al restablecimiento diplomático iniciado por Obama a no ser que el régimen cubano firme con él «un acuerdo mejor».

Obama y el gobernante cubano, Raúl Castro, anunciaron el 17 de diciembre de 2014 un histórico deshielo para poner fin a medio siglo de enemistad y hostilidades.

Ese restablecimiento de relaciones se materializó con la reapertura el 20 de julio de 2015 de embajadas en Washington y La Habana y con la visita a la isla en marzo pasado de Obama, que se convirtió en el primer presidente estadounidense en ejercicio en visitar Cuba en 88 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.