lunes, junio 27, 2022
Home > OWWNews > Fidel, guerrillero y revolucionario

Fidel, guerrillero y revolucionario

Fidel, guerrillero y revolucionario

El 25 de mayo de 1809 es señalado como la fecha del ‘Primer Grito Libertario de América’ –Revolución de Chuquisaca–, impulsor de la independencia latinoamericana del yugo español. Apenas unos meses después, el 10 de agosto, una voz clamaba por la emancipación de Colombia con el denominado ‘Primer grito de Independencia Americana’. Un año más tarde, el 16 de septiembre, comenzaba el proceso independentista mexicano con el denominado ‘Grito de Dolores’.

Años después, ya con Latinoamérica completamente emancipada, la voz de un recién nacido daba sus primeros gritos al cielo; una voz que años más tarde lideraría a Cuba en la rebelión contra el dictador Fulgencio Batista (1952-1959).

Latinoamérica es sinónimo de revolución. Simón Bolívar, Emiliano Zapata, Policarpa Salavarrieta, Pancho Villa… muchos son los líderes que antaño lideraron las revueltas en sus respectivos países para conseguir la independencia. Pero si actualmente ‘revolución’ tiene un nombre y rostro propio en Latinoamérica, es el de Fidel Castro

En un día como hoy, hace 90 años, Lina Ruz González daba a luz en la provincia de Holguín a Fidel Alejandro Castro Ruz, político y militar cubano líder de la revolución contra el régimen autoritario de Batista.

El 13 de agosto de 1926 es una fecha difícil de olvidar para cualquier cubano, por lo que la isla celebra este sábado el 90 cumpleaños de Castro, unos de los líderes más influyentes de la historia latinoamericana. Homenaje al que suman países cercanos como Ecuador, Venezuela o Bolivia.

Un personaje que en sus 90 años de vida ha cosechado tanto enemigos como amigos y aliados. Personalidades de la talla de Nelson Mandela o Gabriel García Márquez, así como líderes políticos como Hugo Chávez, Nicolás Maduro o Evo Morales han reconocido su admiración hacia el comandante.

En sus casi 50 años al mando de Cuba (primer ministro del 1959 a 1976 y presidente de 1976 a 2008), Castro fundamentó su Gobierno en la salud, educación, deporte, cultura y ciencia, siendo el aspecto económico en donde más ha sufrido, en parte como consecuencia del embargo estadounidense.

Además, impulsó importantes medidas como la Ley de Reforma Agraria (1959 y 1961) o la Primera declaración de La Habana (1960), que proclamó el derecho y el deber de los pueblos a erradicar el dominio explotador del imperialismo y la oligarquía; denunció los planes agresivos del Gobierno norteamericano contra la Revolución cubana; y ratificó la decisión del pueblo cubano de trabajar y luchar por el común destino revolucionario de América Latina, entre otros puntos.

Dos años después, promulgó la Segunda Declaración, donde se analizaban las raíces históricas que sirven de base a la inevitable revolución de los pueblos de Latinoamérica contra el Imperialismo.

Como todo guerrillero y revolucionario destacado, no son pasiones lo único que ha levantado; menos aún en un país cercano a la isla: Estados Unidos. Tal es así que hasta en 600 ocasiones se ha intentado atentar contra su vida.

Durante cinco décadas, Castro plantó cara a Estados Unidos y a sus sistema imperialista y capitalista, país con el que Cuba mantiene una tensa relación sobre todo desde que en 1960 el presidente norteamericano Dwight D. Eisenhower impusiera el embargo económico a la isla a la vez que rompía las relaciones diplomáticas con La Habana.

El enfriamiento con Estados Unidos, sumada a las relaciones comerciales que el país caribeño mantenía con la Unión Soviética, provocó el acercamiento entre Cuba y la URSS.

Acercamiento que, poco después, desembocaría en la Crisis de los Misiles –o Crisis de Octubre– cuando Estados Unidos descubrió bases de misiles nucleares soviéticos en territorio cubano, lo que provocó el temor a una posible guerra nuclear.

El 27 de octubre, el presidente soviético Nikitia Jrushchov pactó con Kennedy –sucesor de Eisenhower en la presidencia– el desmantelamiento de las bases a cambio de la garantía formal y pública de que Estados Unidos no realizaría ni apoyaría una invasión al territorio cubano, finalizando así la Crisis de los Misiles.

Ha sido necesario esperar hasta octubre 2014, ya con el hermano de Fidel –Raúl Castro– al mando de la isla y con Barack Obama en la Casa Blanca para que ambos países anunciaran el fin de las hostilidades y el comienzo de las negociaciones para llegar a acuerdos que permitirían la recuperación definitiva de las relaciones diplomáticas.

Fidel, gravemente perjudicado de la salud, se vio obligado a delegar el poder en manos de su hermano Raúl después de que en julio de 2006 se sometiera a una operación por un problema intestinal.

Aunque iba a ser una medida temporal, en 2008 anunció su salida definitiva de la Presidencia, la cual pasó a Raúl después de ejercer durante dos años de presidente interino.

Durante muchos años, los medios y el pueblo han especulado sobre el estado de salud del líder guerrillero, llegando a darle por muerto en numerosas ocasiones.

Unas escasas apariciones en público y contadas reuniones con dirigentes políticos –con Evo Morales, Hugo Chávez o François Hollande– o con el Papa Francisco sirvieron para acallar los rumores sobre su muerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.