lunes, noviembre 28, 2022
Home > Estados Unidos > El Presidente Donald Trump despide a James Comey, director del FBI

El Presidente Donald Trump despide a James Comey, director del FBI

Trump despide a James Comey, director del FBI

Un comunicado de la Casa Blanca indica que James Comey «fue apartado del cargo». Este martes el FBI había notificado al Congreso que Comey había expuesto erróneamente sobre hallazgos clave en relación con la investigación de los correos electrónicos de Hillary Clinton

El presidente Donald Trump decidió despedir este martes al director del Buró Federal de Investigaciones (FBI), James Comey, porque, según una carta enviada por el mandatario al jefe del FBI, en tres ocasiones Comey aseguró en privado que Trump no era objeto de investigación, pero en sus declaraciones públicas no lo ha confirmado.

«Aunque aprecio enormemente que usted me informara, en tres ocasiones distintas, de que no estoy bajo investigación, aun así estoy de acuerdo con la conclusión del Departamento de Justicia de que usted no es capaz de liderar eficazmente el Buró», indicó Trump en la misiva -reportada por la agencia EFE-, en una aparente referencia a la pesquisa del FBI sobre los lazos entre Rusia y la campaña electoral del actual mandatario.

«Es esencial que encontremos un nuevo líder para el FBI para que restaure la confianza del público en su vital misión de aplicación de la ley», agregó Trump en la carta.

Sin embargo, otras de las razones que se esgrimen es que en una audiencia senatorial el mes pasado se reveló que Comey había exagerado las supuestas fallas de seguridad de Huma Abedin, quien era el brazo derecho de la entonces candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton. Según varias fuentes, Comey tenía pensado retractarse en una carta.

Según dijo en la audiencia Comey, de 56 años, Abedin habría enviado a su esposo, el excongresista demócrata Anthony Weiner, “centenares de miles” de documentos clasificados sin la autorización pertinente de la exsecretaria de Estado, sin la autorización pertinente. No obstante, el martes se supo que el ahora director del FBI no informó correctamente al Senado, que Abedin solo le envió una docena de documentos para que los imprimiera y no cometió ningún desliz grave.

El director del FBI sirve normalmente a disposición del Presidente por un plazo de 10 años. La oficina de Comey explicó en la mañana del martes que el director del FBI estaba preparando una carta para los senadores de los comités Judicial y de Inteligencia, rectificando su testimonio. Sin embargo, a media mañana, la agencia federal afirmó a la cadena CNN que la carta había sido suspendida por lo que se presume que la decisión está relacionada con el despido del director.

El despido fue hecho a instancia del secretario de Justicia, Jeff Sessions, y su segundo, el fiscal federal adjunto, Rod Rosenstein. “Hoy el presidente Donald Trump ha informado al director del FBI, James Comey, que ha sido despedido y sacado de su responsabilidad”, informó la Casa Blanca en un escueto comunicado el martes por la tarde.

“Comey ha cometido el mayor error de su vida”, comentó la cadena CNN al anunciar el despido, en referencia a las declaraciones de Comey. Pero no está claro cómo pudo cometer un error de ese calibre. Clinton siempre se ha quejado de que la reapertura de las investigaciones del FBI sobre el caso de sus correos electrónicos la llevó a perder la presidencia.

“Iba en el camino correcto para ganar hasta que la combinación del testimonio y la carta de Comey el 28 de octubre y las filtraciones rusas de WikiLeaks desequilibraron los votos y la gente que iba a votar por mí se asustó”, dijo la exsecretaria de Estado en una entrevista con CNN.

Por otro lado, los investigadores del Senado parecen decididos a obtener información financiera de Trump, como parte de la pesquisa sobre la interferencia rusa en las pasadas elecciones de EEUU.

Entretanto, varios senadores, en particular de Nueva York, están forzando a que Trump publique en una página de internet sus declaraciones de impuestos, aprovechando las leyes estatales que pueden forzar a un ciudadano a hacerlo. “No vamos a parar de luchar por ver las declaraciones de impuestos de Trump”, indicó el congresista demócrata por Virginia Don Bayer. “Necesitamos ver esas declaraciones de impuestos para llegar a la verdad y saber qué esconde”, agregó en su cuenta Twitter.

Todo lo anterior tuvo lugar un día después que la exfiscal federal interina, Sally Yates declaró al Comité Judicial del Senado que Michael Flynn, antiguo asesor presidencial de Seguridad de Trump, se convirtió en un posible blanco de chantaje por sus contactos secretos con los rusos, antes y después de la victoria presidencial del mandatario.

Yates no dio mucho detalles sobre cómo el hipotético chantaje se pudiera desarrollar, escudándose en la confidencialidad de las investigaciones, que comenzaron antes y siguieron después de que Trump también la despidiera de modo fulminante el 30 de enero, cuando ordenó a los fiscales federales que no defendieran en los tribunales una orden ejecutiva del mandatario relacionado con el ingreso a EEUU de ciudadanos de países de mayoría musulmana.

La exfiscal federal interina aseguró al comité que durante una reunión a finales de enero con el abogado principal de la Casa Blanca, Don McGhan, le advirtió de la fragilidad de Flynn ante los rusos. “Consideramos crucial que la Casa Blanca tuviera esta información, en parte porque el vicepresidente hacía declaraciones falsas al público sin saberlo, y porque considerábamos que el general Flynn posiblemente estaba en riesgo”, enfatizó Yates.

Es más, “nosotros no éramos los únicos que sabíamos de esto, que los rusos estaban al tanto de lo que general Flynn hizo y sabían que mintió al vicepresidente y a otros”, enfatizó Yates sobre sus conversaciones con McGhan.

A su vez, “para señalar lo obvio, nadie quiere que su asesor de Seguridad Nacional esté comprometido con los rusos”, agregó. Yates afirmó que alertó del asunto a la Casa Blanca de Trump para que adoptara “las medidas que considerara pertinentes”.

Sin embargo, la Oficina Oval no reaccionó inmediatamente, ni tampoco después de que el 22 de noviembre el expresidente Barack Obama le sugiriera a su sucesor que no contratara a Flynn, “porque no era confiable”, según informó el lunes la cadena NBC.

La anterior revelación desató una reacción inmediata de la mansión presidencial. En su rueda de prensa habitual el lunes, el portavoz Sean Spicer se preguntó: “Si así fuera, ¿por qué Obama no le quitó los permisos de seguridad al general Flynn?”.

La exfiscal federal interina fue nombrada fiscal federal adjunta por Obama en 2015. La exfuncionaria también enfatizó ante el Senado que las alarmas sobre el general Flynn se habían disparado dentro del Gobierno federal muchos meses antes de la victoria de Trump, cuando ya trabajaba en la campaña presidencial del actual mandatario.

El comité senatorial se encuentra investigando la hipotética penetración informática rusa en las elecciones presidenciales y los encuentros de varios miembros del comité de transición presidencial con los rusos, en particular con el embajador de Moscú en Washington, Sergey Kislyak. También es objeto de la pesquisa un pago a Flynn por un discurso que pronunció en una sesión organizada por el canal de la televisión oficial Russia Today, en presencia del presidente Vladimir Putin, y sobre lo que nunca informó.

Una de las cosas que Yates subrayó fue el espacio de 18 días que transcurrió entre el aviso que le dio a la Casa Blanca y el despido de Flynn. “Después de que lo informé, fui despedida y no tuve más contactos con la Casa Blanca o el Departamento de Justicia”, afirmó.

Esto llevó al senador demócrata Al Franken, a opinar: “Posiblemente, solo posiblemente, [Trump] no decidió deshacerse de alguien que mintió al vicepresidente y recibió dinero de los rusos, porque puede haber otros en la administración que se han reunido en secreto con los rusos y no lo han revelado hasta mucho más tarde o hasta que los atraparon”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *