lunes, noviembre 28, 2022
Home > América Latina > Peña Nieto releva a canciller por funcionario que orquestó la visita de Trump

Peña Nieto releva a canciller por funcionario que orquestó la visita de Trump

Una de las misiones del nuevo canciller será «acelerar los contactos» con la futura Administración de Trump, dijo el presidente mexicano, quien también se refirió al aumento de la gasolina

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, relevó este miércoles en el cargo a la secretaria de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu, por el exsecretario de Hacienda Luis Videgaray, considerado el funcionario que orquestó la polémica visita de Donald Trump al país en septiembre pasado.

Al anunciar el relevo, en un acto en la residencial presidencial de Los Pinos, Peña Nieto exhortó a Videgaray a «acelerar los contactos» con la futura administración de Trump para sentar las bases de una relación de trabajo «constructiva».

«Recibí y he aceptado la renuncia de la canciller Claudia Ruiz Massieu al frente de la secretaría de Relaciones Exteriores», afirmó de entrada Peña Nieto en un mensaje al país.

El gobernante expresó su «agradecimiento y reconocimiento» a Ruiz Massieu por «poner en alto el nombre de México», sobre todo en casos como «la atención personal» a uno turistas mexicanos que sufrieron en Egipto en 2015 un ataque por error las fuerzas armadas de ese país.

También por «las más recientes visitas que realizara a Estados Unidos», en las que demostró que se preocupó «más que nadie a la protección de los mexicanos en el exterior».

Respecto a su sucesor, manifestó que «ante el cambio de Gobierno en Estados Unidos el próximo 20 de enero la instrucción al secretario Videtagaray es acelerar el diálogo y los contactos para que desde el primer día de la nueva administración se puedan establecer las bases de una relación de trabajo constructiva».

Una relación -prosiguió- que permita a su país «fortalecer los vínculos bilaterales en materia de seguridad, migración, comercio e inversión», con Estados Unidos.

«Estos objetivos deberán alcanzarse en todo momento promoviendo los intereses del México y sin menoscabo de nuestra soberanía y de la dignidad de los mexicanos», matizó.

Además, instó al nuevo secretario a «asegurar la atención y protección a la que tienen derecho los mexicanos que residen en el exterior y por ello también hablo de quienes están particularmente de forma amplia viviendo en los Estados Unidos».

Para potenciar la relación con EEUU, Peña Nieto destacó «la experiencia» de Videgaray como secretaria de Hacienda, «habiendo coordinado los trabajos de México en el G20 y junto con el vicepresidente de los Estados Unidos (Joe Biden) el diálogo económico de alto nivel» entre ambas naciones, «base fundamental para su nueva encomienda».

Sin embargo no se refirió al rol del nuevo canciller como orquestador de la recepción que Peña Nieto brindó a Trump en Los Pinos en septiembre del año pasado, causante de una ola de indignación en el país, por los ataques verbales y amenazas del magnate estadounidense a los mexicanos.

Peña Nieto no aceptará tropelías por alza de gasolina

Por otra parte, el presidente mexicano dijo que que su gobierno no tolerará «abusos» ni «tropelías» aprovechando las protestas contra el alza de la gasolinas, que ha desencadenado actos vandálicos, y dijo comprender el «enojo» de la ciudadanía ante una medida «dolorosa» pero necesaria.

«El Gobierno de la República no permitirá abusos de quienes al amparo de esta medida (la subida de precios) se excusan y cometen tropelías», dijo el mandatario desde la residencia oficial de Los Pinos en su primer mensaje a medios del año.

Agregó que este aumento de precios de entre el 14 % y el 20 % según el tipo de combustible, que aplicó el Gobierno mexicano el 1 de enero, tampoco justifica «incrementar o tomar decisiones de alza en precios de productos que no son justificados».

La decisión gubernamental, que antecede a una liberalización de precios por etapas en el país que culminará a finales de año, ha sido severamente criticada por sectores sociales, que anticipan un aumento de la inflación y de productos de la canasta básica.

Esta medida también ha provocado alarma social en la ciudadanía, que lleva varios días manifestándose en distintos puntos del país, llegándose a producir actos vandálicos en estaciones de servicios y tiendas.

El gobernante dijo entender que la subida de precios cause «molestia y enojo» en la ciudadanía.

Apuntó que se trata de una decisión «difícil» pero «responsable» para mantener la estabilidad económica del país, y desmintió que la subida de precios tuviera que ver con la reforma de hacienda o la energética, ambas impulsadas bajo su batuta.

«El costo de no velar de forma prioritaria por nuestra estabilidad económica sería aún más doloroso y costoso de lo que significa la medida», aseguró.

Según el Ejecutivo mexicano, en 2016 los carburantes subieron en promedio a nivel mundial 24,5 %, mientras que en México lo hizo apenas 3 %.

Además, de los 190 millones de litros diarios de combustibles consumidos en el país, solo 9 millones los consumen «los tres perfiles más bajos (pobres)» de una sociedad en la que la mitad de la población vive en la pobreza, argumenta el Gobierno.

No obstante, Peña Nieto añadió este miércoles que el Gobierno federal trabajará para «definir medidas particulares» que defiendan a las clases sociales más vulnerables ante esta subida de precios.

FUENTE: EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *