viernes, diciembre 2, 2022
Home > América Latina > Mafias desde Caracas cobran más de mil dólares por un pasaporte venezolano

Mafias desde Caracas cobran más de mil dólares por un pasaporte venezolano

Para algunos venezolanos el pasaporte es imprescindible, por lo que se ven obligados a pagarle a gestores grandes cifras que ahora cobran en dólares, de lo contrario puede pasar hasta más de un año para conseguir una cita

Si para los que viven en Venezuela es casi imposible, en estos momentos, obtener un pasaporte; para los ciudadanos venezolanos que están en el extranjero es una tarea heroica que pasa por lidiar con mafias que operan desde la capital y cobran altas cantidades de dólares solo por conseguir una cita para la tramitación y mucho más por el propio documento.

La entrega de los pasaportes ha tenido sus vaivenes en Venezuela. En los años 2013 y 2014 la obtención era complicada, la gente dormía a las afueras de la oficinas del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime); pero luego de su automatización el servicio funcionó bien por un año aproximadamente. El tan preciado documento se conseguía con una cita electrónica y una posterior espera de siete días. Pero esa eficiencia fue mermando hasta llegar a la total inexistencia del material para la impresión, lo que ocasionó un colapso en el sistema de otorgamiento de citas que en estos momentos puede demorar hasta un año; lo que hace que algunos se desesperen si tienen que viajar en menos tiempo.

Pero no hay escapatoria. Si una persona viaja constantemente y sabe que en 2018 su pasaporte se vence; no puede ir adelantando el trámite, ya que tan solo al pedir la cita para un documento nuevo el que posee queda anulado de inmediato.

Muchos son los que hablan del cobro excesivo en dólares para poder obtener un pasaporte, pero pocos hacen las denuncias formales. DIARIO LAS AMÉRICAS consiguió el testimonio de una venezolana residenciada en los Estados Unidos, que lleva casi un año esperando por su pasaporte, a pesar de que canceló una alta suma de dinero bajo amenazas de muerte.

Ante la imposibilidad de sacar el documento de manera regular a través del sistema automatizado, esta venezolana se vio en la necesidad de buscar ayuda de los “gestores” que son los únicos que logran obtener la cita con cierta prontitud y el posterior documento de manera rápida.

Es que todas las citas tanto en Venezuela como en los consulados de todo el mundo, se deben realizar a través del servicio automatizado disponible en la página pasaporte.saime.gob.ve. Allí la persona se registra, o ingresa a través de su usuario para solicitar la renovación o tramitación de un nuevo pasaporte; además de otros servicios.

La afectada, que pidió mantener su nombre en el anonimato, aseguró que su primera experiencia fue con una “supuesta” funcionaria del Saime del estado Carabobo de nombre Yolexis. Con ella conversó telefónicamente para acordar la negociación. Ésta le aseguró que solo conseguía cita para New Orleans a un costo de 1.200 dólares. Ante la negativa de la solicitante, la supuesta funcionaria accedió para cambiarla a la embajada de New Jersey. “Allí me di cuenta que era una estafa, porque en New Jersey no hay embajada”.

Luego de varios meses de intentos por la página web del Saime, esta venezolana recibió la oferta de otro grupo que opera desde Caracas. “Ellos conseguían la cita y el pasaporte por los mismos 1.200 dólares. El trato lo hice a través de un amigo y acordamos que cuando tuviera el documento en las manos yo pagaba. Supuestamente yo elegía el consulado que más me convenía y el día que pudiera ir. Casi de inmediato recibí la notificación de la cita, pero no en el consulado que solicité. Llamé a mi amigo y le dije que no pagaría. Que ése no era el trato, porque tuve que viajar 19 horas por tierra hasta Chicago”.

En Chicago los servicios consulares cierran a las 12 del mediodía, y el día que tenía programada su cita esta venezolana se perdió en la ciudad. Cuando faltaban 30 minutos para las 12, su amigo le escribe desesperado y le dice: “Dime que vas a ir. Esta gente es hampa seria. Me van a matar como un pendejo si pierdes la cita y no pagas (…) Ellos en Venezuela sabían que yo no había llegado al consulado. Ellos tenían toda la información y por eso presionaban. Pero yo les dije que pagaría cuando tuviera mi pasaporte en la mano, porque ese había sido el acuerdo”.

Relata que en vista de las amenazas se vio en la obligación de pagar, pese a que no ha recibido el pasaporte. “No quiero tener en mi conciencia la muerte de un amigo”.

Después de cuatro meses de espera, en el consulado le indicaron que el director del Saime responde por las redes sociales, por lo que ahora esa es su plataforma de reclamos y preguntas. Asegura que lo que ella ve en la pantalla sobre su caso, no son las mismas capturas de pantalla que le envía la gente que está en el Saime respondiendo los mensajes. A su juicio, parecen dos sistemas diferentes. “Me dicen que espere y espere. Un amigo que tiene relación con la gente del Saime me indicó que mi pasaporte lo tienen en la bóveda consular con prohibición de envío. Ahora me dicen que está listo. Cuando lo reciba lo creeré”.

Alejandra Castellanos vive en Bogotá desde hace tres años con una visa de trabajo. Su pasaporte se venció en noviembre de 2016, por lo que en junio pidió la cita. «Tuve la cita en septiembre en el consulado venezolano en Bogotá. Ese día me tomaron los datos (huellas, foto) y entregué todos los documentos que te piden como partida de nacimiento y dónde vives acá en Colombia».

Desde ese momento Alejandra se quedó sin pasaporte, y sin la posibilidad de renovar su permiso de trabajo. «Aquí no te renuevan la visa si no tienes más de seis meses de vigencia del pasaporte. Y yo me quedé en un limbo. Hay casos que han deportado a la gente, porque si no tienes pasaporte y no tienes visa de trabajo, no te puedes quedar. Conmigo han sido bondadosos en la cancillería. Llevo más de seis meses esperando y nada».

Afirma que le han hablado de la posibilidad de viajar a Venezuela para tramitarlo en Caracas. «Me han dicho que vaya y pague, pero nadie te asegura que te entreguen tu documento».

Ángel Efrén Lozada se negó a pagar a pesar de que necesitaba su pasaporte. “Solicité mi cita en la página del Saime. Allí colocas los datos personales, dirección y el número de la cédula de identidad. Y ya. A esperar por correo que te llegue la cita. A mí me llegó luego de un año. Después que acudí a la cita demoró tres meses en llegar”. Comenta que a pesar de que es ciudadano americano, no puede viajar a su país sin el pasaporte venezolano. “Mi abuela murió y yo no pude ir porque no tenía pasaporte. Pero me negué a pagar ni un dólar, por lo que esperé todo ese tiempo”.

El cobro para la obtención de un pasaporte es conocido en Venezuela, por lo que José Brito, diputado de la Asamblea afirmó que desde el Saime estarían operando mafias que cobran hasta 500 dólares y más por un pasaporte, debido a la escasez de material.

«La falta de material ha llevado a que algunos ejecuten un guiso a quienes además no les interesa que aparezca dotación alguna porque los mafiosos rojos ya encontraron otro nicho desde donde pueden robar a los venezolanos que necesitan sacar un pasaporte, derecho constitucional que está siendo vulnerado», señaló. “No es fácil que se pague un millón 700 mil (bolívares) que es lo equivalente a 500 dólares y menos cuando es un derecho la identificación”, aseveró el parlamentario.

Por su parte, en el portal www.aporrea.com, reporteros comunitarios del estado Mérida comentan que “venezolanos denuncian que hay funcionarios que exigen hasta 600 mil bolívares a cambio de agilizar el trámite. Los gestores mueven sus precios con la misma rapidez que aumenta la inflación”.

El grupo plantea que estas mafias controlan la emisión del documento electrónico y acabaron con uno de los pocos procesos en línea que funcionaban en el país.

El director del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime), Juan Carlos Dugarte, desmintió los rumores sobre la falta de material para sacar los pasaportes, pero invitó a los venezolanos que no tengan planeado viajar a que no hagan esta solicitud.

Durante una entrevista en una televisora venezolana el funcionario dijo que hay escasez de material, pero que sí tienen pasaporte para atender toda la demanda de los que necesiten viajar. “Estamos trabajando para regularizar la emisión de pasaportes. Si bien es cierto que ha habido escasez de material, tenemos pasaporte suficiente para atender la demanda de las personas que ameriten viajar. Si usted no necesita viajar próximamente, espere a que le toque, que le llegue fecha de viaje, mientras tanto no lo haga”.

Recalcó que el pasaporte dentro de Venezuela no es un documento de identificación y que solo sirve para viajar fuera del país.

La red social Twitter se ha convertido en el lugar donde los afectados exponen sus casos. Con el #Saimeimpremelospasaportes los venezolanos afectados por este tema denuncian las irregularidades en la entrega del documento, así como los retrasos en el servicio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *