miércoles, junio 29, 2022
Home > Cuba > Incierto el giro de las relaciones entre EEUU y Cuba

Incierto el giro de las relaciones entre EEUU y Cuba

Aún es incierto el giro que tomarán las relaciones entre Estados Unidos y Cuba con la nueva administración del presidente Donald Trump, coincidieron el martes varios periodistas que integraron de un panel sobre ese tópico de la conferencia Hispanicize 2017 que se realiza en Miami.

León Hernández

“Es un misterio. Nadie lo sabe, nadie sabe cuándo Trump va a dar un paso. Da la sensación de que está retrasando el tema. Tendrá algún diálogo con la comunidad cubano-americana, al parecer el senador Marco Rubio trata de influir en el asunto, pero lo que se puede deducir es que no es en absoluto prioritario para él. Ahora, eso no quita que en cualquier momento tome una decisión que se escape a nuestros cálculos, algo inesperado que podría ser tan sorprendente como el deshielo”, dijo Pablo de Llano, reportero de Cuba y la Florida del diario El País.

De Llano participó en el panel “¿Cuál es el futuro de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos en 2017?”, junto con Rick Jervis, corresponsal del Usa Today, como conductor, y como expositores Myriam Márquez, directora ejecutiva de El Nuevo Herald; Angie Sandoval, corresponsal de Telemundo; y Hatzel Vela, corresponsal en Miami de Wplg Local10.

“Lo que le interesa a Cuba es quitar el embargo para poder tener acceso a los créditos que otros países tienen. Venezuela se está yendo en llamas. Ellos saben que no tienen mucho tiempo. Entonces, ¿qué puede hacer el régimen de Raúl Castro para cambiar esa ecuación, con un señor como Trump, que no se sabe para dónde se va a virar? Eso va a ser lo más interesante”, dijo Márquez.

El deshielo entre Estados Unidos y Cuba, propiciado por la administración de Obama, también fue uno de los tópicos abordados por la mesa de discusión. Sandoval ha ido a Cuba en repetidas ocasiones. “El pueblo no vio mucho de esa transformación. Lo que sí es que ha podido soñar en ver algo más. Pero el que más se ha beneficiado económicamente con la apertura es el gobierno cubano. El gobierno estadounidense fue mucho más generoso”, indicó.

Hatzel Vela, corresponsal en Miami de Wplg Local10, ha tenido acceso a la isla y ha cubierto las situaciones de la mano de residentes, siendo testigo de diferentes aspectos en la vida de los cubanos.

Vela considera que el gobierno de Cuba es el primero en recibir beneficios económicos por la apertura lograda con el deshielo acordado con Obama, por factores tales como lo que debe pagar cada ciudadano al gobierno, por ejemplo, si renta su casa para el turismo.

El periodista señaló que la nación socialista no presenta la igualdad de clases promulgada por el discurso oficialista, sino por el contrario, la desigualdad se hace evidente. Un empleado gana, por ejemplo, un promedio de $24 al mes, mientras el Estado recibe casi todas las ganancias.

Márquez añadió que “lo más difícil para los opositores y esos que se han quedado en Cuba para tratar de hacer un cambio en derechos humanos, es que se les ha hecho todavía más cuesta arriba. No tenemos las sentencias largas, como en el caso de los 75, en el 2003, pero sí se les reprime y se les detiene por días. No se sabe dónde están y luego los sueltan. Eso ha crecido”.

La directora de El Nuevo Herald también se refirió a las dificultades que tienen los periodistas de Miami para conseguir la visa que les permita ingresar a Cuba, “y es todavía más difícil si naciste en Cuba. Hemos notado que la reportera estadounidense de The Miami Herald tiene mucho más acceso que la reportera de el Nuevo Herald, quien es nacida en Cuba”.

“En el 2015 y el 2016 el gobierno cubano estaba un poco más generoso con la concesión de visas, porque fueron dos años de muchos acontecimientos internacionales e interés diplomático. Ahora es complicado porque le queda un año más de mandato a Castro, además, tiene un problema económico serio, Venezuela se está descalabrando. Es un año de presión y eso repercute a la hora de dar entrada a la prensa internacional”, señaló De Llano.

“Me parece que sí estamos viendo algunos cambios y este año va a ser crítico. Todo depende de quién vaya a tomar el poder. El hecho de que estos últimos dos años el número de personas que ha salido de Cuba para tratar de llegar a Estados Unidos es el más alto que se ha tenido en años, dice que hay dos cosas ocurriendo a la vez: un cambio, pero a la vez el miedo. Y eso está impactando a la generación más joven, porque ésta esperaba un cambio rápido y al no ser así sigue viendo el irse como solución” , dijo Márquez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.