viernes, diciembre 9, 2022
Home > Estados Unidos > Clinton insiste en que Trump está «totalmente incapacitado» para presidente

Clinton insiste en que Trump está «totalmente incapacitado» para presidente

«Lo único claro es que (Trump) no tiene ni idea de lo que habla», aseveró la exsecretaria de Estado, para afirmar que ella, de alcanzar la Casa Blanca, «trabajará estrechamente con los países aliados para derrotar a Isis»

EFE

La aspirante demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, insistió este martes en un mitin celebrado en Florida en que su rival republicano, Donald Trump, «no es apto» y está «totalmente incapacitado» para asumir la Presidencia del país.

Por dos veces, Clinton afirmó con dureza en un mitin de campaña en la Universidad del Sur de Florida (USF) de Tampa, en la costa oeste del estado, que Trump «no es apto» para ser presidente y que su campaña electoral se define como un «largo y continuado insulto».

En la última parte de la campaña para las elecciones presidenciales del 8 de noviembre, Clinton lucha por superar al magnate neoyorquino en estados clave como Florida, pieza central en la estrategia de ambos partidos para ganar las elecciones.

Este martes la candidata presidencial demócrata advirtió que, en la lucha contra el terrorismo, Trump «pone a Estados Unidos en un riesgo incluso mayor» que el actual con un «plan secreto para derrotar (al grupo islamista) Isis (Estados Islámico)» del que sabemos, dijo, que «su secreto» es que «no tiene plan».

«Lo único claro es que (Trump) no tiene ni idea de lo que habla», aseveró la exsecretaria de Estado, para afirmar que ella, de alcanzar la Casa Blanca, «trabajará estrechamente con los países aliados para derrotar a Isis».

Clinton reivindicó el honor de «ayudar a abatir a Bin Laden», (líder de Al Qaeda y de los atentados del 11 de septiembre de 2001) y comentó cómo asistió en directo a la operación aquella noche, junto al presidente Barack Obama y la plana mayor de inteligencia.

En ese contexto, aseguró que lo que otorga «honor» a Estados Unidos es que, antes de la operación de los Navy Seal, cuerpos de élite, «los niños y mujeres fueron sacados» de la fortificada estructura donde se ocultaba Bin Laden en Pakistán.

Tras definir su campaña como una apuesta «juntos» por la «confianza y el optimismo en el futuro» de la nación, se centró en cargar contra el candidato republicano: el trabajo «no puede ser hecho por cualquier persona. Y eso Trump no lo entiende».

En esa línea, expresó su incredulidad ante el panorama de país que dibuja Trump. «No reconozco a veces el país del que habla», pero su discurso es «peligroso» y «siembra la discordia», aseguró.

Se esforzó en captar el apoyo de los milenials (jóvenes nacidos entre el año 1980 y el 2000), ante los que se comprometió a luchar por una «economía que funcione para todos, no solo para los de arriba», impulsar las energías renovables limpias, como la solar, y que ellos, «los jóvenes, sean parte de esto».

Clinton mostró el libro «Stronger Together» («Más fuertes juntos») y les dijo a los estudiantes que se trataba de algo más que de un eslogan de campaña, era el «proyecto original del futuro de Estados Unidos».

También se refirió a su compromiso por combatir el cambio climático, el calentamiento global y la subida del nivel del mar, asuntos, opinó, «en los que no cree» Trump.

Precisó en el mitin la exsenadora y exprimera dama que, de ser elegida presidenta, creará un fondo público especial para emergencias con capacidad para «responder rápidamente ante una crisis de salud y pandemia».

«Tenemos que estar mejor preparados», apuntó en referencia a los brotes y casos de zika registrados en Florida, un estado que, a juicio de Clinton, «muestra todo el dinamismo, oportunidades y desafíos» que encarna el país.

Sobre el escenario y en un atril con el lema de su campaña «Más fuertes juntos», Clinton habló de la necesidad de mejorar los empleos, lograr salarios justos y ayudas a las familias de bajos recursos para que puedan disponer en casa de internet y favorecer así la educación de los hijos.

Hizo una encendida defensa de la importancia de una sistema de salud de calidad y asequible y subrayó su dedicación a ayudar a «más personas con adicciones y problemas mentales», así como a la protección de minorías, entre otras la de los discapacitados.

Volvió a arremeter entonces contra Trump con el argumento de que el candidato republicano «desprecia a estas personas, personas que merecen todo nuestro respeto. Se ríe de los discapacitados, de los inmigrantes, a los que llama violadores».

«Esto no es lo que nosotros pensamos. Tenemos valores», dijo al descalificar a Trump.

A nueve semanas de que se celebren los comicios que decidirán quién sucede al Obama en la Casa Blanca, Clinton ha redoblado sus esfuerzos por recuperar la ventaja que mantenía sobre Trump.

Resulta vital para la candidata demócrata reforzar el respaldo de segmentos clave del electorado, como el de los hispanos y el de los jóvenes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *