lunes, julio 4, 2022
Home > Estados Unidos > Beijing advierte que se pondrá los guantes si Trump insiste en contra de «una sola China»

Beijing advierte que se pondrá los guantes si Trump insiste en contra de «una sola China»

La crisis del gigante asiático con Trump estalló poco después de las presidenciales de noviembre, cuando el mandatario electo sostuvo una conversación telefónica con la presidenta de Taiwán

Si el presidente electo sigue en sus trece de no aceptar la política de “una sola China”, Beijing estaría dispuesta a “ponerse los guantes” y tomar medidas drásticas contra Estados Unidos, aseguraron por lo menos dos influyentes y oficiales diarios chinos. Taiwán, incluso, sería sacrificada.

El viernes, Donald Trump volvió a insistir ante el Wall Street Journal que esa política, que en términos prácticos reconoce que Taiwán es parte integrante de China y que Estados Unidos sigue desde que se reanudaron las relaciones diplomáticas en 1979, debe ser incluida en futuras negociaciones bilaterales, sea por un nuevo acuerdo de comercio o negociaciones políticas, en caso de agravarse el conflicto del Mar del Sur de China y el Estrecho de Taiwán.

La respuesta del gigante asiático no se hizo esperar y el lunes tanto el ministerio de Exteriores de Beijing, como los diarios China Daily y el Global Times se hicieron eco del rechazo del Gobierno chino. “La política de ‘una sola China’ no es negociable sino (que es) la fundamentación de los nexos entre Estados Unidos y China”, dijo la portavoz de la chancillería local, Hua Chunying.

“Cualquier persona entiende que en este mundo hay ciertas cosas que no pueden ser comercializadas, compradas o vendidas”, afirmó la portavoz en la rueda de prensa diaria del ministerio de Exteriores. Según el Gobierno chino, aceptar “la política de ‘una sola China’ es la precondición política básica para que todo país tenga relaciones con China. Si alguien intenta destruir esto o tiene la ilusión de que la puede usar como moneda de negociación se enfrentará a la oposición del pueblo y el Gobierno chinos”, añadió Hua.

Como era de esperar los dos diarios oficiales chinos secundaron la postura. “Si Trump está determinado a usar esta estrategia al momento de asumir su cargo será imposible evitar un periodo de profundo odio que estropeará todos los contactos ya que a Beijing no le queda otra alternativa que enfundarse los guantes”, dijo el diario China Daily, portavoz de la Oficina de Información del Consejo de Estado.

A su vez, el Global Times, que depende del Diario del Pueblo, órgano oficial del gobernante partido comunista, fue más directo al asegurar que “China dará pasos más directos contra Trump” si insiste en descarrilar el principio de “una sola China”.

Es más, “la China continental (nombre que refiere la República Popular China) se verá obligada a acelerar la reunificación con Taiwán y combatirá sin piedad a todos los que aboguen por la independencia de Taiwán”, dijo el rotativo en un editorial también este lunes.

La crisis del gigante asiático con Trump estalló poco después de las presidenciales de noviembre, cuando el mandatario electo sostuvo una conversación telefónica con la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, tras la cual comenzó a decir abiertamente que no siente la obligación de seguir la política de “una sola China”, lo cual desató las críticas de Beijing.

Aunque no sabe en detalle que conversaron los dos y, oficialmente, la llamada fue por parte de la presidenta para saludarlo por su elección, lo cierto es que la comunicación fue organizada en las semanas previas por la oficina de cabildeo del excandidato presidencial y senador republicano, Bob Dole.

La sensación dentro de la Casa Blanca es que el uso de la prensa oficial china para manifestar el disgusto del Gobierno de Beijing y no haber recurrido a un discurso formal, muestra que los chinos no quieren enfrascarse en un enfrentamiento directo sino dejar establecidos una serie de avisos de lo que le espera al Presidente electo en caso de que decida cambiar de política.

Pero el editorial del Global Times fue particularmente duro y llegó a mencionar la posibilidad de que Taiwán sea “sacrificado”. “Taiwán sería sacrificado como consecuencia de esta estrategia despreciable”, ha escrito el diario enfatizando que no se trata de una afirmación de Trump antes de asumir la presidencia sino que cree que va en serio, por lo cual insinúa que pudiera darse una ocupación militar de Taiwán.

“Tendrá un precio costoso. Pero demostrará que es un precio que vale la pena ser pagado para que el próximo presidente de Estados Unidos se dé cuenta de la sensibilidad especial y las serias consecuencias de su jueguito con Taiwán”, agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.