lunes, noviembre 28, 2022
Home > Actores > Al Pacino con su unipersonal conquistó Buenos Aires

Al Pacino con su unipersonal conquistó Buenos Aires

El actor estadounidense se presentó el viernes y el sábado a sala llena, ante un público fiel que pagó los boletos más caros de la escena argentina para ser testigo de un show inédito en América Latina

DPA

Al Pacino cautivó a un público devoto en el prestigioso Teatro Colón de Buenos Aires con su unipersonal An Evening with Al Pacino, en el que emocionó y divirtió con anécdotas de su extensa trayectoria como actor.

El actor estadounidense se presentó el viernes y el sábado a sala llena, ante un público fiel que pagó los boletos más caros de la escena argentina para ser testigo de un show inédito en América Latina. Las localidades mejor ubicadas se vendieron a casi 10.000 pesos (unos 650 dólares).

Pacino se rindió ante el fervor de los porteños y estuvo en escena casi una hora más de lo previsto, bailó el tango Por una cabeza, como en el film Perfume de mujer y se despidió ovacionado.

En la obra, con traducción simultánea, Pacino hizo un recorrido por su vida desde su infancia en el barrio East Harlem de Nueva York hasta los días de hoy. Recordó sus vivencias con maestros del cine como Francis Ford Coppola y Brian De Palma, entre otros, y reveló detalles de su carrera profesional, mientras se proyectaron secuencias de sus principales películas.

El animador de televisión y modelo Iván de Pineda ofició de entrevistador. «Si hubiese tenido la oportunidad de ser otra persona, habría vuelto a ser actor», aseguró Pacino.

Reveló que todos querían echarlo de El Padrino, menos el director, Francis Ford Coppola.

«Un año después de hacer The Panic in Needle Park, me llama Francis. Me cuenta que quiere hacer esta película, y yo pensé, bueno, voy a ser Sonny. A mí me decían Sonny en la escuela así que estaba bien. ‘No, quiero que seas Michael’, me dijo. ¿Yo? Conozco al tipo, no puedo ser yo, soy petiso (bajo), pensé. Cuando viajé a Los Angeles para filmar, todos me querían echar. Me miraron y me dijeron: ‘Eres petiso. Serías muy bueno si fueras alto’. Pero para Francis yo tenía que estar ahí», relató.

También recordó a su madre y el papel que tuvo en su vida. «Era muy tímido. Una mujer vino a decirle a mi madre que yo debería estar en un escenario. Y ella me apoyó. Creo que la actuación me ayudó a escapar de mí. Mi madre fue muy importante para mí. Todavía la extraño», confesó Pacino.

El actor viajó acompañado por su pareja, la argentina Lucila Polak, quien a su vez asistió al estreno de su película Resentimental, de Leonardo Damario.

El Teatro Colón fue el arma de seducción para persuadir a Pacino de que viajara a la Argentina a presentar su unipersonal, que ya llevó a Broadway y diversas ciudades de Europa. Fue su primera presentación en América Latina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *