miércoles, junio 29, 2022
Home > España > Rajoy se ofrece a Trump para ser un interlocutor de EE.UU. en Europa

Rajoy se ofrece a Trump para ser un interlocutor de EE.UU. en Europa

El presidente del Gobierno español habla por teléfono con el líder estadounidense durante 15 minutos

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha mantenido este martes por la noche su segunda conversación telefónica con el nuevo inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump. Durante la charla, que ha durado 15 minutos, Rajoy se ha ofrecido a Trump, según un comunicado de la Moncloa, «para ser un interlocutor de EEUU en Europa, en América Latina y también en el Norte de África y Medio Oriente».

El dirigente español lanzó su oferta al presidente estadounidense al considerar que España, «con un Gobierno estable y con una economía que crece a más del 3% está en las mejores condiciones» para ejercer ese papel de «interlocutor». Rajoy mostró a Trump su «disposición a desarrollar una buena relación con la nueva Administración estadounidense». En su cuenta de Twitter, fue más allá y afirmó: «Somos países aliados». Tildó la conversación de «cordial» y apostó por «seguir fortaleciendo las relaciones en beneficio» de ambos pueblos.

Rajoy y Trump, que centraron su conversación en la seguridad, la economía y las relaciones bilaterales, comentaron la situación que se abre en Europa a raíz de la salida del Reino Unido. El presidente estadounidense se interesó por el futuro de la Unión y el jefe del Ejecutivo español le transmitió su «convicción de que en los próximos meses se fortalecerá el proceso de integración» y que España «trabajará para ello», apuntó el comunicado.

La reunión de líderes de la OTAN el próximo mayo, en la que ambos participarán, y la lucha contra el terrorismo del Daesh estuvieron muy presentes en la charla, así como la «colaboración muy estrecha» entre ambos países en inteligencia y entre sus fuerzas de seguridad. Ambos mandatarios constataron también, según la nota de la Moncloa, «que, en el plano económico», España y Estados Unidos «mantienen unas relaciones de comercio e inversión equilibradas y beneficiosas».

El presidente de EEUU tenía agendada para después otra conversación con el presidente turco, Recep Tayyp Erdogan. Rajoy y Trump ya hablaron el 12 de diciembre en una conversación en la que el presidente español reiteró al estadounidense la felicitación por su victoria electoral que le había remitido por telegrama.

En aquella charla, según informó la Moncloa, los dos mandatarios mostraron su voluntad de mantener «el estrecho nivel de confianza en las relaciones bilaterales, así como preservar la relevancia de la relación transatlántica». Desde entonces, no obstante, Trump ha intensificado sus alabanzas al ‘brexit’ y sus críticas y desaires a la Unión Europea, incluyendo su política de refugiados, que califica repetidamente como «desastre» y que usa para defender el veto que ha impuesto a refugiados e inmigrantes de siete países de mayoría musulmana, actualmente suspendido por los tribunales.

Pese a ello, más allá de algún esporádico «España siempre va a estar al lado de México», expresado por algún ministro en referencia a la pretensión del presidente de EEUU de construir un muro entre ambos países, Rajoy ha evitado cualquier crítica a Trump, lo que le ha valido las críticas de la oposición por su «tibia» posición. En la sesión de control en el Senado, este martes por la tarde, el PSOE había pedido al ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, que Rajoy exigiera a Trump que trate con «respeto» al pueblo mexicano.

En su respuesta, Dastis reiteró que primero es necesario «abrir canales de diálogo francos y constructivos» para después poder hablar de las cuestiones en las que ambos países «estén en desacuerdo». Asimismo, señaló que el Gobierno ha expresado a México su «indudable solidaridad» y se ha puesto a su disposición para contribuir en la medida de sus posibilidades a restablecer la confianza entre México y EEUU.

«México sabe que puede contar con España para cualquier iniciativa encaminada» a ese fin, ha dicho Dastis, a quien le consta que sus colegas de EEUU y México, Rex Tillerson y Luis Videgaray, respectivamente, están hablando entre ellos. España, añadió Dastis, «no va a renunciar» a la defensa de la libertad de movimientos de personas y bienes a nivel internacional porque cree que el mundo va en esa dirección e intentará convencer a otros países, incluido EEUU, de que «la mejor manera de organizarse y adecuar la respuesta a un flujo excesivo de inmigrantes es trabajando con los países de origen y de tránsito asegurando que se convierten en países estables y seguros».

Rajoy es el cuarto líder europeo con quien habla por teléfono Trump desde que llegó al Despacho Oval. El 28 de enero mantuvo conversaciones con la cancillera alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande; el sábado habló con el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni; y el domingo lo hizo con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, de quien aceptó la invitación para la cumbre de mayo.

En todas esas conversaciones, según la información oficial facilitada por la Casa Blanca, se ha usado repetidamente la palabra «cooperación», pero informaciones de prensa apuntan a que ha habido también momentos que han subrayado las diferencias, como cuando Merkel recordó a Trump la política sobre refugiados estipulada por la Convención de Ginebra.

Pese al repliegue proteccionista de Trump y lo que se ha considerado ampliamente como desaires e intromisiones, la Unión Europea ha evitado por ahora el choque frontal con Trump. Las discrepancias, no obstante, son palpables, y quedaron de manifiesto a finales de enero en el encuentro en Washington de Trump con la ‘premier’ británica, Theresa May, la primera líder extranjera a la que ha recibido en la Casa Blanca y ante la que aseguró que el ‘brexit’ «va a ser algo estupendo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.