miércoles, junio 29, 2022
Home > Economía > El precio del petróleo se dispara, supera los 110 dólares el barril

El precio del petróleo se dispara, supera los 110 dólares el barril

El precio del petróleo sigue en aumento, supera ya los $110, su nivel más alto desde el 2014, debido al asilamiento que enfrenta Rusia por invadir Ucrania

El barril de petróleo Brent superó el miércoles la barrera de los 110 dólares y el índice de referencia estadounidense WTI subió más de un 5% en plena escalada de precios del crudo debido a la invasión rusa de Ucrania.

El precio del Brent aumentó un 4,88% hasta los 110,09 dólares y el del West Texas Intermediate se encareció un 5,06% hasta los 108,64 dólares. En ambos casos son las cotizaciones más altas en más de siete años.

La invasión lanzada por el presidente ruso Vladimir Putin ha llevado a los países occidentales y sus aliados a imponer duras sanciones contra Moscú que, en represalia, podría cortar sus exportaciones de combustibles fósiles.

Rusia es el tercer productor de petróleo mundial.

El conflicto cayó en un momento en que los precios ya estaban aumentando debido a la oferta reducida y la fuerte recuperación de la demanda una vez las economías mundiales se reabrían tras las restricciones por la pandemia.

Los inversores seguirán de cerca una reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y otros grandes productores, incluido Rusia, el miércoles en la que discutirán si aumentar la producción para moderar la subida de precios.

La crisis en Ucrania provocó una reunión extraordinaria de la junta de la Agencia Internacional de Energía, que resultó en que los 31 países miembros acordaron liberar millones de barriles de crudo de sus reservas estratégicas.

Nada pudo detener la carrera del crudo hacia las nubes, ni siquiera el anuncio de la Agencia Internacional de Energía que liberó al mercado 60 millones de barriles de las reservas de sus países miembros para tratar de estabilizar los precios.

Rusia es el segundo mayor exportador de petróleo en el mundo y representa 40% de las importaciones anuales de gas natural de la Unión Europea.

«Las sanciones directas sobre las exportaciones de petróleo y gas de Rusia es una cuestión de tiempo y no de probabilidad», afirmó Neil Wilson, analista de Markets.com.

La decisión, adoptada por una treintena de países de la AIE, buscaba «enviar a los mercados petroleros mundiales la señal clara de que no habrá una penuria de oferta a causa de la invasión rusa de Ucrania», escribió en un comunicado la entidad, que representa los intereses de los grandes consumidores mundiales de energía.

Según la Agencia estadounidense de Información sobre Energía (EIA), unos 97 barriles diarios de crudo y productos petroleros se consumieron diariamente en el mundo en 2021.

Así, el barril de Brent para entrega en mayo cerró finalmente en alza de 7,14% a 104,97 dólares, mientras que el barril de WTI (159 litros aproximadamente) para entrega en abril quedó en 103,41 dólares, en avance de 8,03% tras ganar más de 11% durante la jornada.

«Mientras la situación se intensifique en Ucrania, los precios seguirán subiendo, porque aumenta la probabilidad de que las exportaciones rusas sean sancionadas e inaccesibles al mercado», comentó John Kilduff, de Again Capital.

Consecuencias del aislamiento a Moscú

Según muchos operadores, las exportaciones rusas de crudo ya están bajo presión.

«Algunos de los operadores con los que trato intentan vender (petróleo ruso) a precios muy rebajados, pero nadie lo quiere», explicó John Kilduff.

«El mundo de los negocios construye una fortaleza para aislar a Rusia de la comunidad internacional», comentó Susannah Streeter, analista de Hargreaves Lansdown. Las empresas del mundo entero responden a Rusia «congelando las transacciones con Moscú y abandonando inversiones que valen miles de millones», añadió.

El gigante anglo-holandés de los hidrocarburos Shell anunció el lunes que se separa de sus participaciones en varios proyectos comunes con el grupo ruso Gazprom en Rusia por la invasión rusa en Ucrania.

Previamente, BP había hecho lo mismo con el gigante ruso Rosneft.

El francés TotalEnergies anunció el martes que «no aportará más capital a nuevos proyectos en Rusia».

El transportista francés CMA CGM anunció la suspensión de nuevos pedidos provenientes y con destino a puertos rusos, siguiendo a sus principales competidores Maersk et MSC.

Eso podría generar «una perturbación en los envíos provenientes de Rusia con anulaciones de reservas de cargamentos», y en consecuencia provocaría un aumento de los precios de la energía «en el corto plazo, sin que Rusia cierre el grifo», remarcó Streeter.

Los países occidentales excluyeron además a grandes bancos rusos de la plataforma interbancaria Swift.

Una proporción considerable del transporte de petróleo por mar es financiada a crédito.

Moscú prepara un decreto para tratar de frenar la sangría de inversiones extranjeras que comenzó desde el anuncio de sanciones en su contra.

«Los temores de que Rusia responda utilizando sus exportaciones de energía como un arma mantiene los precios del crudo y del gas en un nivel elevado», añadió Streeter.

FUENTE: AP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.