domingo, julio 25, 2021
Home > Culturales > Johnny Pacheco, el genio que puso al mundo a bailar salsa

Johnny Pacheco, el genio que puso al mundo a bailar salsa

Johnny Pacheco, el genio que puso al mundo a bailar salsa

La música latina perdió a uno de sus grandes emblemas; repasamos algunos de los hitos más importantes de la trayectoria de Johnny Pacheco

Por CAMILA MENDOZA

Cofundador del sello discográfico que congregó al más selecto grupo de estrellas de la salsa como Celia Cruz, Willie Colón, Héctor Lavoe y Rubén Blades, el nombre de Johnny Pacheco quedó plasmado para siempre y con tinta indeleble en la historia de la música latina.

Fania Records, la casa disquera a la que diera vida con Jerry Masucci, en 1964, revolucionó la historia de la música en las décadas del 60 y 70 y Pacheco, a ritmo de flauta, logró convertirse en una leyenda como compositor, arreglista y líder de la Fania All Stars, la primera superbanda de la salsa jamás conocida.

Considerado uno de los padres del género de la salsa, ritmo dominado por cubanos y puertorriqueños, Pacheco -quien era dominicano- heredó su pasión por la música de sus padres y sus tíos, y a los 17 años decidió convertirla en su profesión.

“Maestro de maestros, y mi buen amigo. Descansa en paz. Estuviste para mí desde el día uno. Tu sentido del humor era contagioso, y estaré agradecido de por vida por tu apoyo, por la oportunidad de estar en tu presencia, y por tu increíble legado”, publicó en las redes sociales el cantante neoyorquino Marc Anthony, uno de los primeros artistas en confirmar el deceso de Pacheco ocurrido el pasado lunes 15 de febrero en el Centro Médico Holy Name en Teaneck, ubicado en Nueva Jersey.

Sobre su obra

Nacido bajo el nombre de Juan Azarías Pacheco Knipping, pero conocido como Johnny Pacheco, el afamado músico nació el 25 de marzo de 1935 en Santiago de los Caballeros, República Dominicana. Su padre, Rafael Azarias Pacheco era un renombrado clarinetista y director de orquesta, y de él heredó su pasión por los instrumentos de viento.

La familia Pacheco se mudó a Nueva York cuando Johnny tenía 11 años, y ahí pudo estudiar percusión en la Escuela Juilliard de música.

En más de una entrevista el artista comentó que a los 7 años le regalaron una armónica en el día de Reyes, y nunca más dejó de crear música. En su carrera llegó a tocar más de 5 instrumentos: la armónica, el violín, el clarinete, el saxofón, el acordeón, y luego comenzó a experimentar con los instrumentos de percusión.

No obstante, todos sus cercanos y colegas concuerdan en que el instrumento que más quiso fue la flauta. Sobre la misma, Pacheco dijo una vez que lo que más le gustaba de su sonido era ver las cosquillas que le daban a la gente en sus pies al escucharla, y confesó que para tocarla se inspiraba con la vida en la calle y viendo a la gente bailar.

“Hoy nos deja el maestro Johnny Pacheco, fundador de La Fania y quien hizo un gran aporte a la salsa. Johnny Pacheco participó en el álbum Triunfo, del Grupo Niche, grabado en Nueva York en el año 1985. Mucha fuerza para sus familiares, amigos y nuestros hermanos dominicanos”, publicó el Grupo Niche, mítica agrupación colombiana de salsa, sobre la partida de Pacheco, quien tenía 85 años y vivía en Fort Lee, Nueva Jersey.

Hitos de su carrera

Destacando desde el inicio de su carrera por sus colaboraciones con artistas jóvenes que mezclaban jazz, rhythm and blues, funk y otros estilos con la música afrocubana tradicional, Pacheco supo liderar con éxito la Fania All Stars, potencia de la música latina con la que recorrió el mundo entero.

Tito Nieves, quien fue bautizado como el Pavarotti de la Salsa por Johnny Pacheco, recordó durante un entrevista en meses recientes con DIARIO LAS AMÉRICAS la divertida anécdota sobre cómo surgió su apodo.

“Estoy en el estudio de la Fania con Héctor Lavoe y Rubén Blades; estábamos haciendo unos coros, y el que estaba dirigiendo en la cabina era Johnny Pacheco. Y me dan la voz más alta porque era el más joven. Desde la cabina, Johnny Pacheco me dice: ‘Tito, por favor, retírate como un pie del micrófono porque estás sobresaliendo’; me lo dijo como dos veces, a la última yo estaba casi contra la pared». Ahí dice: ‘Pero este es un Pavarotti cualquiera. Tú eres el Pavarotti de la Salsa, así fue como me bautizó”, contó el artista sobre ese día en el estudio de grabación bajo las órdenes de Pacheco.

Aporte a la música cubana:

Pacheco colaboró con Celia Cruz a principios de los años setenta. Su primer disco, Celia & Johnny, fue una potente mezcla de salsa dura. La dupla magistral logró potenciarse con la destreza vocal única de La Guarachera de Cuba y la dirección de Pacheco, y el primer sencillo, Quimbara, una canción de ritmo veloz ayudó a catapultar a la legendaria cantante hacia su indiscutible puesto como la Reina de la salsa.

Ambos lanzaron juntos más de 10 discos, y Pacheco fue productor del último disco de Celia como solista La negra tiene tumbao, álbum que ganó el Grammy al mejor disco de salsa en 2002.

Honrado y homenajeado en vida, Johnny Pacheco recibió numerosos premios y distinciones tanto en República Dominicana como en EEUU. De hecho, ingresó al Salón de la Fama Internacional de la Música Latina en 1998. Los registros indican que escribió más de 150 canciones, muchas de las cuales ahora son clásicos.

Descanse en paz, maestro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *