sábado, septiembre 18, 2021
Home > América Latina > Estiman que Venezuela no resistirá la caída del petróleo

Estiman que Venezuela no resistirá la caída del petróleo

Estiman que Venezuela no resistirá la caída del petróleo

Expertos consideran que la disminución que registran los precios internacionales del petróleo constituye una «catástrofe» para la economía de Venezuela.

La caída de los precios del petróleo que se registró esta semana en los mercados internacionales tendrá un impacto devastador en la economía de Venezuela que ya está afectada por una serie de condiciones internas adversas, producto de la baja producción de crudo en el país sudamericano, lo que hace estimar a los analistas que será muy difícil para el régimen de Nicolás Maduro enfrentar el periodo de incertidumbre a raíz del impacto de la pandemia del coronavirus COVID-19 en la economía mundial.

Todo parece indicar que la economía venezolana se encuentra en medio de una «tormenta perfecta». La caída de los precios internacionales del crudo, debido a la escasa actividad económica y la sobreoferta, se produce cuando la producción petrolera venezolana está en sus niveles más bajos, en un país cuyos ingresos provienen en un 97 % de la venta de petróleo y sus derivados.

La «tormenta perfecta» que afecta a Venezuela se alimenta también de factores como una tasa de inflación de 3.365% interanual según cifras de marzo de 2020. Además, la Cepal estima que la economía del país caribeño se contraerá -18% este año como consecuencia de la pandemia del coronavirus COVID-19, reseñó El Nacional.

En 1998, Venezuela producía alrededor de 3 millones 500 mil barriles diarios de petróleo; hoy día produce 600 mil, debido al mal estado de las instalaciones petroleras, la paralización de las refinerías y el éxodo de los profesionales de la industria como resultado de las políticas aplicadas por el «chavismo».

«Venezuela no puede resistir esta situación por largo tiempo. La economía colapsó, la inflación va a aumentar considerablemente porque los ingresos se vinieron al suelo, en particular los ingresos petroleros, la producción de alimentos se vino al suelo, expropiaron más de seis millones de hectáreas que antes eran productivas y ya no lo son. Por lo tanto, hay que importar los alimentos, pero para eso hacen falta dólares, quien aportaba los dólares era la industria petrolera y la industria petrolera colapsó», explicó José Toro Hardy, experto en el tema petrolero, en entrevista con NTN24.

Agregó que la actual situación de Venezuela se asemeja a un avión que “volando a 30 mil pies de altura se quedó sin gasolina. El piloto tiene dos alternativas, una es buscar una pista cercana y tener un aterrizaje suave, que eso equivale a una negociación para tener un gobierno de transición; pero también el piloto puede empeñarse en seguir volando, pero como los aviones sin gasolina no vuelan pues entonces corre el riesgo de un aterrizaje forzoso, pero esto ya no tiene viabilidad, ya este avión no tiene cómo seguir volando», dijo.

Actualmente, incluso en un escenario favorable en el que los precios del crudo subieran a $20, la industria petrolera venezolana, con una producción mermada, solo estaría en capacidad de generar unos 4 mil millones de dólares en 2020, insuficientes para adquirir gasolina y alimentos.

«Para Venezuela esto es una catástrofe, incluso si el petróleo subiese y se ubicase en 20 dólares por barril, Venezuela recibiría 4 mil millones de dólares solamente durante este año, con lo cual no puede pagar la nómina de empleados públicos, más la nómina de pensionados del Seguro Social en un momento en que no hay ahorros, no hay dólares y el país está endeudado», dijo por su parte el diputado ante la Asamblea Nacional (AN), José Guerra a NTN24.

Desde la llegada del “chavismo” al poder con el fallecido Hugo Chávez en 1998 el gobierno comenzó a aplicar medidas económicas restrictivas, regulaciones, controles de precios y en el mercado de divisas, nacionalizaciones y expropiaciones que poco a poco causaron el debilitamiento del aparato productivo del país.

Por casi una década los precios del petróleo se mantuvieron en niveles altos, alrededor de $100 dólares; sin embargo, no se ahorró para los tiempos de vacas flacas.

«Esa visión terca de mantener un control absoluto, de no abrir a un proceso de privatización sana, de competitividad, pero sobre todo del uso de ese recurso que tanto dinero le generó a Venezuela durante varios años y que fue usado para proselitismo político y control social, y no para construir las bases de una economía fuerte y diversificada», dijo Ricardo Cusano, presidente de la patronal Fedecámaras en entrevista a NTN24.

“Desde que Chávez llegó a la presidencia y empieza esta revolución irracional, pareciera que por Venezuela han pasado los cuatro jinetes del apocalipsis: la ineficiencia, el populismo, el dogmatismo, la corrupción y han acabado con la economía de este país”, dijo, por su parte, Toro Hardy.

El experto petrolero considera que la actual coyuntura de los precios del petróleo cederá en la medida en que la pandemia del coronavirus COVID-19 vaya desapareciendo.

No obstante, resalta que ahora “hay una gran incertidumbre porque nadie sabe cuál es el efecto que el coronavirus va a dejar en el mundo. Una vez comience a disminuir el número de contagios veremos en qué situación quedó la economía, pero si las economías comienzan a reabrirse, particularmente la de EEUU y las economías europeas, comenzará a recuperarse la demanda” y con ellos los precios, lo que es fundamental para Venezuela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *