domingo, marzo 7, 2021
Home > Actores > Ana de Armas y Ben Affleck ponen fin a la relación

Ana de Armas y Ben Affleck ponen fin a la relación

Ana de Armas y Ben Affleck ponen fin a la relación

Al parecer ha llegado el fin del romance entre De Armas y Affleck. La decisión, según fuentes cercanas a la pareja, ha sido de mutuo acuerdo

Al parecer la relación entre Ben Affleck y Ana de Armas ha llegado a su fin. Así lo ha reportado la prensa especializada. La noticia de que la pareja ha decidido seguir diferentes rumbos llega apenas 10 meses después de que fueran vistos en pleno romance paseando en las playas de Costa Rica.

“Ben ya no está saliendo con Ana”, dijo una fuente a la revista People.

“Ella terminó con él. Era una relación complicada. Ana no quiere estar en Los Angeles y Ben tiene que hacerlo porque sus hijos viven en Los Angeles”. «Esto es algo que fue mutuo y algo que fue completamente amigable», añadió otra fuente cercana a Affleck y De Armas. «Están en distintos puntos de sus vidas, hay profundo amor y respecto allí”, agregó la fuente. De Armas y Affleck pasaron juntos la cuarentena y también rodaron la película Deep Water, cuyo estreno está previsto para agosto.

En el rodaje la cubana de 32 años lucía un anillo de diamantes que desató los rumores de compromiso entre los actores.

Ben Affleck, de 48 años, tuvo tres hijos (Violet, de 14 años; Seraphina, de 11; y Samuel, de 8), frutos de su matrimonio con la también actriz Jennifer Garner, de quien se divorció en el 2018. La pareja anunció la separación en el 2015 luego de 10 años de unión.

Pero ambos continúan unidos en la tarea de cuidar a sus hijos, incluso, suelen pasar tiempo juntos y tomar vacaciones en familia

Por su parte, Ana De Armas, quien estuvo casada dos años con el actor español Marc Clotet, entendía la dinámica que Affleck y Garner establecieron para el cuidado de los menores, reveló Entertainment Tonight,

Sin embargo, la Chica Bond no quiso continuar la relación con el protagonista de Batman, quien sigue luchando por mantener la sobriedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *